Leen este blog:

domingo, 22 de marzo de 2015

CUENTOS CLÁSICOS LADO B







LA OTRA


… y a la fea durmiente, nadie la despertó.




PINOCHA


Una noche como todas, luego de haber sido maltratada por su padrastro Gepetto, la pequeña Pinocha le rezó a la luna:

– Si estás ahí, hada madrina, conviérteme en una muñeca de madera; para dejar de sufrir.


38 comentarios:

  1. La fea durmiente, una gran declaración de valores a todas las resoluciones de las desvalidas bellas princesas y Pinocha, una vuelta de tuerca, deseo de una terrorífica realidad... Grandes Federico!
    Un abrazo amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa lectura crítica y profunda. Abrazo grande, amigo!

      Eliminar
  2. Wow, Pinocha me encantó. Siempre es refrescante leer uno de tus relatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, JEHR. Un gusto encontrarte por acá.

      Eliminar
  3. Muy breves Federico. Al primero le has cortado las alas nada más empezarlo, a sabiendas de que todos conocemos la historia de sobra y al segundo le has dado una gran carga emocional con sólo cambiar los sentimientos del Gepetto a una imagen femenina del tradicional Pinocho. Mucho en pocas palabras, pero excelente. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por las palabras, Sonia. Me alegro de que te hayan parecido buenos.
      Un saludo!!

      Eliminar
  4. vaya versiones express de los cuentos. Muy buenos Fede, un nuevo enfoque para estos grandes clasicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayan gustado estos dos cuentos express para un mundo cada día más express.

      Eliminar
  5. Grandes breves los dos.
    Con el primero reí y con el segundo sonreí, pero por el ingenio.
    Al igual que mi Gerarde de ''La Voz'', tu Gepetto es un maltratador.
    Geniales.
    Un saludo, Federico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ricardo. Me alegro de haberte hecho reír.
      Así es, ambos estamos desenmascarando a los titiriteros en sus diferentes versiones.
      Un saludo!

      Eliminar
  6. Versiones breves de lo mas breves. Los has acabado cuando acabas de empezar. Y sin embargo condensan grandes mensajes los dos. Muy buenos y reflexivos. Un abrazo Federico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María. Me alegro de que te hayan parecido así.
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Calco las palabras de María. En línea con el mejor Monterroso.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Clara! Ese hombre era un genio; su dinosaurio llegó para quedarse.
      Abrazo.

      Eliminar
  8. jijiji y si los "mezclas" será que a las feas durmientes nadie nos despierta y por eso para no sufrir y seguir roncando en soledad...esperamos ser convertidas en muñecas de maderaXD... y si quedamos peor?, o.0 me divertí leyendote como siempre es bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has creado una versión aún mas triste con los dos relatos juntos. ¿Pero por qué te llamás a vos misma "fea durmiente"? :(
      Me alegro de que te hayas divertido leyéndome, Ady!
      Gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  9. Micros, pero micros micros, ¿eh? jejeje
    El de la otra, genial, en tan solo unas pocas palabras, cuantas toda una historia, antagónica al cuento.
    Y el de Pinocha, bueno, éste simplemente es genial.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayan gustado mis mini micros, Carmen :)
      Muchas gracias por el comentario. Un abrazo!

      Eliminar
  10. En menos de cincuenta palabras dos historias completas... eso es genialidad.

    Un abrazo Federico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Las contaste? Así es, incluyendo los títulos son cuarenta y siete :)
      Muchas gracias por el comentario, Andrés.
      Abrazo!

      Eliminar
  11. Ambos muy buenos! La pobre Fea Durmiente, y la Pinocha simplemente: excelente!


    Saludos Fede

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegro de que te hayan parecido tan buenos.
      Un saludo!

      Eliminar
  12. Cada vez me sorprendes más!!! Me ha dejado triste la micro lectura... Lo que tiene la cara B de los cuentos ;). Gracias, un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho y espero seguir sorprendiéndote con mis relatos.
      Gracias a vos por el comentario, Elena. Abrazo!

      Eliminar
  13. Magistral. Tienes una retorcida y perversa imaginación que para sí quisieran muchos escritores reconocidos. Has sabido destilar la esencia y el veneno en frasco pequeño.
    ¡Sigue así maestro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por las palabras, Oskar. Me alegro de que mi imaginación te parezca retorcida y perversa, aunque eso parezca retorcido y perverso.
      ¡Un abrazo, poeta!

      Eliminar
  14. Me permití compartirlo. Pinocha me encantó. Un historia penosamente actual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, Stella! Un gusto que lo compartas. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  15. Muy breves, pero con su historia a cuestas. Desgraciadamente existen "las otras" y "las pinochas" que quisieran ser de madera para no sufrir. Todas tienen derecho a ser protagonistas de su cuento :)

    Muy buenos, Federico!!

    Un abrazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto eso, todos debemos ser el protagonista de nuestro cuento.
      Muchas gracias por el comentario, Julia.
      Abrazo grande y feliz finde!

      Eliminar
  16. Sorprendentes tus relatos de cara b!!
    Con escasas palabras cambias totalmente las historias.
    El primero divertido, el segundo durísimo.
    Felicidades, que gran uso del microrelato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Conxita!
      Me alegra que te hayan parecido así.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. ¡Buah! ¡Federico!
    Corto, conciso, directo... Pocas palabras, mucho significado... Me resulta de lo más fascinante que con tan poquitas Letras, puedas decir tanto y de una manera tan sumamente brutal...
    A la Fea Durmiente... Decirle que todo tiene su Belleza, pero no todos pueden verla... Solo necesita a alguien que sepa mirar...
    Y Pinocha... Me ha parecido de lo más brutal... Y me has dejado estupefacta, conmovida, enfadada y con muchas ganas de darle un puñetazo a Gepetto...
    ¡Besis! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustaría que la Fea Durmiente encuentre a alguien que no la encuentre tan fea y también detesto a este Gepetto.
      Muchas gracias por las palabras, Campanilla :)
      Besos!

      Eliminar
  18. Unos micros con mucha imaginación. Aunque pos suerte las feas despertamos solas. No necesitamos de alguien que nos rescate jajajaja. Me encantó.

    Y pinocha. Creo que a veces si dan ganas de ser de madera jajajaja.

    Ambos muy pequeños. Pero me encantaron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bueno ser independiente, Tere. Igual estoy seguro de que muchos deben querer despertarte.
      Me alegra que te hayan gustado tanto mis pequeños micros :)

      Eliminar