Leen este blog:

sábado, 23 de abril de 2016

DE ORO Y PLATA






El padre de ella lo detestaba; decía que no podía darle los gustos a su hija por no provenir de una familia acomodada como la suya. Pero el amor los mantuvo unidos, logrando sortear las balas de oro que éste les disparaba.

Aquella noche se reunieron en la cabaña de ella y su familia. Tras un largo beso, la joven se desnudó y se refugió en las sombras; él permaneció junto a la ventana, observándola con respiración acelerada.

La luna llena surgió de las nubes e iluminó sus anchos hombros. De repente, los músculos de sus brazos comenzaron a hacerle añicos la camisa. Las venas de su cuello se tornaron azules, mientras se cubrían de pelo bestial. Los dientes le crecieron filosos y mortales, no sin provocarle un agudo grito de dolor; un grito no humano.

Con un aullido completó su transformación en una enorme criatura; mitad hombre, mitad lobo.

Ella se acercó y le tocó la mejilla. Entonces la luna iluminó su bello rostro para causarle la misma metamorfosis que a su amado.

Aullaron al unísono y luego se dirigieron a la ciudad en busca de alimento. Solo les quedaba sortear las balas de plata.







Si te gustó esta historia, tal vez te guste:

38 comentarios:

  1. Por un momento, pensé que la historia acabaría en trágico desenlace. Que los dos sean igual me enternece, aunque causen peores estragos por la ciudad jeje. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, matarán a muchos, pero son una pareja muy tierna.
      Mis garras te abrazan, Elena.

      Eliminar
  2. Magnífico el relato, harian mucho daño en la ciudad los dos juntos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María.
      Aúllo de alegría por tu comentario.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Era la misma compleja naturaleza lo que unía a esta pareja. Ese es un vínculo que puede deshacer ninguna bala, ya sea de plata o de oro...

    Un micro genial, Federico, y muy romántico a mi forma de ver :))

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya resultado romántico mi cuento de dos monstruos asesinos. A mí también me parece así.
      Gracias por el comentario.
      Un fuerte abrazo, Julia!

      Eliminar
  4. Federico,
    Te ha quedado un terrorífico relato romántico, al menos estarán juntos aunque tendrán que temblar el resto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Conxita; y espero que sigan juntos por siempre.
      Gracias por el comentario!
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Bueno, bueno, amigo Federico. Lo que en principio parecía una historia de amor empalagosa a lo Titanic ha concluido en la versión heave de Bonnie & Clyde.
    Me ha encantado. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Bruno; es una historia de amor que luego se transforma en una de terror que luego se transforma en algo así como una versión bestial de Bonnie & Clyde.
      Me alegra no haberte empalagado.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho, amor, terror, al principio por el titulo pensé tauromaquia que horror, mis ideas y yo. Me sorprendió la tranquilidad de ella cuando empieza la transformación para luego ese final tan estupendo. Felicidades. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mariola.

      Era sospechosa su tranquilidad, ¿verdad?

      Me alegra que te haya parecido así. Un saludo.

      Eliminar
  7. Cada oveja con su pareja, ella resultó ser una loba con piel de cordero.

    Federico, por mas que nos opongamos existe una esencia en nuestro interior que nos domina y dicen que bajo el brillo de la luna llena nos delata, pues su poder es algo mágico para sacar a la luz lo que tratamos de ocultar.

    Muy bueno tu relato, transitas por una vereda y luego saltas a la opuesta con una maestría muy natural, al final el juego de palabras que hace referencia al titulo, a lo que tuvieron que enfrentar y a la vida misma. Genial forma de escribir esta historia de amor.

    Saludos y !SUERTE!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le puse ese título porque la historia es sobre la rivalidad, en este caso, entre el oro (el dinero, aquello que los separa) y la plata (la debilidad de los hombres lobo, aquello que los une). Me alegra que te haya gustado el juego de palabras.
      Muchas gracias por la atenta lectura y el reflexivo comentario, Harolina.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Muy bueno el relato. Una pareja de bestias buscando sangre, me encanta! Mucha suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, Artza.
      Gracias por las palabras. Cuidate de las bestias que buscan sangre.

      Eliminar
  9. El amor no conoce fronteeras. Por mucho que la familia de ella se opusiera por sus diferencias, no podían entender como eran de parecidos.
    Un besillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, María.
      Besines :)

      Eliminar
  10. Un micro genial Federico, por un momento pensé que el pobre hombre –fuera de si, ya en estado lobo– se iba a zampar al amor de su vida, jeje. Y admito que he sentido alivio cuando ella se ha transformado también. Son unos tortolitos tan tiernos... menos para la pobre gente que se coman, jeje ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayan parecido tan tiernos mis lobitos :)
      Muchas gracias por el comentario, Ramón.

      Eliminar
  11. Me parece muy bueno tu micro, Federico, a lo Romeo y Julieta, pero en lobos. Muy bien condensada y narrada la escena.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te pareció así, Isidoro.
      Confieso que no quedé muy conforme con este micro.
      Gracias por el comentario. Saludos!

      Eliminar
  12. Estaban hechos el uno para el otro. Dios los cría...
    Muy buen micro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Josep.
      Así es, tienen algo muy especial en común :)
      Abrazo!

      Eliminar
  13. Hola Federico, eran uno para el otro.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Mónica :)
      Gracias por la visita y el comentario.

      Eliminar
  14. A veces criticamos sin saber que hay realmente detrás de una historia.

    Aunque un final muy feliz para lo que estoy acostumbrada a leer de ti.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, este relato me salió demasiado feliz. Pronto volveré con otro tipo de finales.
      Gracias por comentar, Tere.
      Saludos!

      Eliminar
  15. El triunfo del amor sin importar bestialidades ..je,je,je
    Me ha resultado divertido aunque muy terrorífico...¡qué peligro andante el de esta pareja!
    ¡Cordial saludo, Federico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hiciste sonreír, Estrella.
      Espero que no te cruces con esos dos enamorados.
      Gracias por el comentario!

      Eliminar
  16. Después de un pequeño instante de tensión, leo el desenlace y.... Más tensión de imaginar lo que un par de "bellos enamorados" puede hacer en la ciudad!!!!
    Y como toda mujer vanidosa no quiso arruinar su ropa y se la quitó antes de la transformación... Antes muerta que sencilla...
    Excelente microcuento, felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya parecido así, Yadira.
      Me encantó el detalle de la ropa; no está en el cuento, pero en un relato tan corto muchos detalles quedan a la imaginación del lector. La verdad que sí, también la imagino sacándose la ropa para no romperla :)
      Gracias por la atenta lectura y el comentario!

      Eliminar
  17. Un delicioso cuento para contar a los cachorritos!!!
    Una vez más me sorprendes gratamente. Abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho por ello, mi amigo.
      Abrazo, Migue!!

      Eliminar
  18. Unidos por el destino del bajo astral y la luna de poderoso influjo, un amor ajeno a lo convencional, mucho más allá del raciocinio. Dos seres iguales y enlazados en lo trágico y en lo sobrenatural. Si no fuera por el amor incondicional que se profesan parecería un trance horroroso. Pero el amor todo lo puede, eso dicen. ¡Maravilloso relato romántico! Una fidelidad a prueba de balas...de plata y nunca mejor dicho. Me ha encantado, precioso!!
    Un abrazo, mago del misterio!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el poético comentario, Marisa.
      Me alegra que te haya parecido así mi cuentito. De vez en cuando escribo algo que puede considerarse romántico. :)
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar