CUENTOS CLÁSICOS LADO B





LA BELLA DURMIENTE Y LA NIÑA DESPIERTA





El padre dio vuelta la última página del libro de cuentos:

–…entonces él la besó y ella abrió los ojos. Esa misma tarde se casaron y fueron felices por siempre. Fin. 

La niña frunció el ceño y luego preguntó: 

–¿Pero entonces él se enamoró de ella solo por su belleza? 





DE PRÍNCIPES Y SAPOS



Un día la princesa se dio cuenta de que había conocido a muchos hombres buenos en su vida, y era ella quien, al besarlos, los convertía en sapos.