PACIENCIA






En una vieja y olvidad biblioteca, Oscar halló un libro con su nombre.

El primer párrafo describía acertadamente su aspecto físico. Continuó leyendo y notó que, sin importar qué hiciera, las palabras relataban sus actos; sin importar en qué pensara, el libro lo leía.

Le temblaron las manos, su mente se pobló de dudas y, sin pensarlo dos veces, le echó un vistazo a la última página.




20 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Siempre son bienvenidos y valorados tus comentarios y críticas, María.

      Eliminar
  2. ¡Muy potente! Me ha gustado :-D

    ResponderEliminar
  3. Mala cosa querer empezar el libro por el final... aunque este relate al "dedillo" su vida.
    Excelente micro (muy potente). ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Frank.
      Leí tu material y es muy potente también.

      Eliminar
  4. Inquietante e intenso Federico.
    Es bueno.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ahhhhh!!! Ojalá a ese libro alguien le hubiese arrancado las últimas páginas, así no lo mata ni la curiosidad al pobre Oscar! Juassss
    Muy, muy bueno sí señor...Exelente la imagen que lo acompaña. Se me ocurre que ya tienes la imagen y de acuerdo a ella brota tu creativa imaginación.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunos casos sí me inspiro en imágenes, tal vez no para el inicio del cuento pero para algún elemento.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Se equivocó Oscar. El final ya lo conoce, lo interesante son las páginas centrales. Muy bueno Federico, contaste un libro en unas pocas palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Santiago. Lo importante es darle vida a esas páginas centrales.
      Abrazo.

      Eliminar
  7. ¡Excelso! Desde el título al desenlace.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlo. El título, aunque no muy atractivo, indica la pequeña moraleja que se desprende.

      Eliminar
  8. Ok. Después de leer tu micro, creo que leeré con mas paciencia un libro... ;-)

    saludos Federico.

    ResponderEliminar